Capitulo: Morado Purple En: “Dramas de un Kinder de la Vida Real”

Era un viernes cualquiera a las 9:30 de la mañana, los niños de Maternal (de 2 a 3 años) regresaban del patio despues de
los cantos, entran al salòn y la maestra les pregunta si quieren jugar un nuevo juego,
todos al unisono dicen SI!
Entonces la maestra moviò las mesas, sillas y la casita, pegandolas a las paredes, la casita
cabe mencionar, es para que los niños jueguen, puedan entrar y salìr, es una casita de terraza,
de poco mas de 1 metro de altura.

Y pidiò a los niños que observaran el piso del salòn.
– Ven los cuadros de colores en el piso? – Dijo la maestra – Son los colores que ya conocemos, lo que vamos a hacer
es correr y pararnos sobre el cuadro cuando yo dìga un color, si?.
Y los niños asintiendo la cabeza se preparaban para ver quien llegaba primero
Asì comenzò el juego, y la mestra decìa:
– Rojo red!, muy bien!. Ahora todos verde green!, eso! – animando a los niños, hasta que dijò – Morado Puerple!
Los niños se quedaron viendo unos a otros, y corrian de un lado al otro del salòn buscado el cuadro de dicho color

La maestra al darse cuenta que el cuadro habìa quedado debajo de la casita, animò a los niños a entrar y pararse sobre el cuadro.
Ellos lo encontraron mas divertido y continuaron el juego, solo que se dieron cuenta que ir al cuadro Morado Puerple era algo complicado
Ya que habìa que hacer fila, esperar a que todos entraran y solo pasaba 1 niño a la vez por la puerta, con el inconveniente
del calor y el poco espacio en el interior.

Y asì continuaron jugando por 10 minutos, seguian emocionados, pero algo cansados, la energìa no era la misma
pero debìan realizar el ejercicio por unos minutos mas. Asì que la maestra continuò diciendo colores hasta que
volviò a decir:
– Morado Purple!
La gemela Heydi inmediatamente corriò, entrò a la casita y no dejaba entrar a nadie mas, los demàs niños miraban por las ventanitas
la maestra intentò acercarse pero no veia que hacìa la niña. Unos segundos despues, se oye un sonido: Crach!

Y sale la gemela Heydi y le dice a la maestra: YAAA!! – Entregandole el cuadro color Morado Puerple! con cara de puchero
y algo agitada por haber estado corriendo.

Una forma inusual de decir: Gracias maestra ha sido muy divertido, pero ya no quiero jugar mas!

La maestra no podìa parar de reir, y ellos reian, no por lo ocurrido, estaban contagiados de la risa de la maestra.
Y asì son los viernes cualquiera en una escuela cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s