Tony Randall y el Día Gris

Tony Randall y el día gris
Era temprano, suena el despertador y tony se levanta y corre a buscar su ropa para bañarse y nota algo diferente, no hay sol
el dia es gris, el cielo esta lleno de nubes, son las 6 a.m. y el cielo está gris.
Tony llega a la escuela y mira por la ventana, el dia sigue gris, todos tienen caras tristes, caminan despacio, parece como si tuvieran flojera, hartera
suena el timbre a la hora del descanso, nadie corre, todo es lento, a penas y se escucha el sonido de los columpios.
El crujido de las hojas al pisar. Todo era gris.
Y sentado observó sus manos sobre sus rodillas y tambien eran grises!
corrió al lavabo en intentó lavarlas energicamente, pero no se quitaba el color, pero su sorpresa fué cuando se vió en el espejo
todo el era gris.
El día anterior habia ocurrido “algo” que lo habia hecho sentirse así, triste, gris, pero nunca se imagino, que su dolor se pudiera contagiar
a las demas personas, tanto así que todo era completamente gris, cielo, arboles, las personas, las cosas.
Al acordarse comenzaron a brotar lagrimas de sus ojos, se agacho, sentó en el piso y lloró tristemente lo que habia pasado, ese algo que
le habia hecho sentirse asi.
Lloró y lloró hasta que ya no le pudieron salir mas lagrimas.
Cuando alzó la vista, se sorprendio de mirar justo frente a su nariz unos enormes ojos verdes con una gran melena castaña, era un niño
que le sonreia de oreja a oreja con los labios juntos, el niño al ver que le habian descubierto se inclino hacia atras, aun sentado en el piso, pero no dejaba de sonreir
Tony molesto, enojado, le grita: Que vez?!
El niño se queda quieto, no dice palabra, pero no deja de sonreir con los labios juntos, elevando las cejas y viendo hacia arriba le señala, en la ventana del baño habian unos 12 niños
aparragados tratando de ver al niño que lloraba. Su enojo era todavia mayor!
Y el niño no decia palabra!, hasta que sonrio con los labios entreabiertos y Tony pudo ver que le faltaba 1 diente del frente
y grita: Le falta uno! jajajja – y rie a boca abierta. El niño baja la vista, pone cara triste como de puchero, pero ni una lagrima rodo por sus mejillas, que alza la vista
y le hace una trompetilla escupiendole un buche de agua que tenia en la boca. Tony quedó impactado, solo sintió el chorrito a presion sobre la cara, callado,
hasta que no pudo mas y soltó nuevamente la carcajada. Los niños de la ventana reian tambien.
Tony se empezaba a dar cuenta que el habia traido consigo el colo gris con su tristeza, y que la risa de ese niño
habia traido el color de nuevo. La nubes se aclararon y el sol salió, el viento soplaba y era un dia perfecto para jugar en el patio
Ahora Tony, respiraba mejor, mas tranquilo, con mas paz, y hacia fila esperando su turno para batear.
Notas: El problema, el “algo” se deja vacio para que los niños puedan proyectar en ese hueco la necesidad que tengan en ese momento
dejar que usen su i maginación, que busquen que cosas podrían ocasionarles tal dolor.
Reencuadrar y enfatizar en que siempre va a haber alguien que nos apoye y ayude a sobreponernos, nunca se sabe quien te puede extender una mano amiga.

henryEra temprano, suena el despertador y tony se levanta y corre a buscar su ropa para bañarse y nota algo diferente, no hay sol

el dia es gris, el cielo esta lleno de nubes, son las 6 a.m. y el cielo está gris.

Tony llega a la escuela y mira por la ventana, el dia sigue gris, todos tienen caras tristes, caminan despacio, parece como si tuvieran flojera, hartera.

Suena el timbre a la hora del descanso, nadie corre, todo es lento, a penas y se escucha el sonido de los columpios, el crujido de las hojas al pisar, todo era gris.

Y sentado observó sus manos sobre sus rodillas y tambien eran grises! corrió al lavabo en intentó lavarlas energicamente, pero no se quitaba el color, pero su sorpresa fué cuando se vió en el espejo, todo el era gris.

El día anterior habia ocurrido “algo” que lo habia hecho sentirse así, triste, gris, pero nunca se imagino, que su dolor se pudiera contagiar a las demas personas, tanto así que todo era completamente gris, el cielo, los arboles, las personas, las cosas.

Al acordarse comenzaron a brotar lagrimas de sus ojos, se agachó, sentó en el piso y lloró tristemente lo que habia pasado, ese algo que le habia hecho sentirse asi.

Lloró y lloró hasta que ya no le pudieron salir mas lagrimas.

Cuando alzó la vista, se sorprendio de mirar justo frente a su nariz unos enormes ojos verdes con una gran melena castaña, era un niño, que le sonreia de oreja a oreja con los labios juntos, el niño al ver que le habian descubierto se inclino hacia atras, aun sentado en el piso, pero no dejaba de sonreir.

Tony molesto, enojado, le grita: Que vez?!

El niño se queda quieto, no dice palabra, pero no deja de sonreir con los labios juntos, elevando las cejas y viendo hacia arriba le señala, en la ventana del baño habian unos 12 niños

aparragados tratando de ver al niño que lloraba. Su enojo era todavia mayor!

Y el niño no decia palabra!, hasta que sonrio con los labios entreabiertos y Tony pudo ver que le faltaba 1 diente del frente

y grita: Le falta uno! jajajja – y rie a boca abierta. El niño baja la vista, pone cara triste como de puchero, pero ni una lagrima rodo por sus mejillas, que alza la vista y le hace una trompetilla escupiendole un buche de agua que tenia en la boca. Tony quedó impactado, solo sintió el chorrito a presion sobre la cara, callado, hasta que no pudo mas y soltó nuevamente la carcajada. Los niños de la ventana reian tambien.

Tony se empezaba a dar cuenta que el habia traido consigo el colo gris con su tristeza, y que la risa de ese niño habia traido el color de nuevo. La nubes se aclararon y el sol salió, el viento soplaba y era un dia perfecto para jugar en el patio

Ahora Tony, respiraba mejor, mas tranquilo, con mas paz, y hacia fila esperando su turno para batear.

Notas: El problema, el “algo” se deja vacio para que los niños puedan proyectar en ese hueco la necesidad que tengan en ese momento, dejar que usen su i maginación, que busquen que cosas podrían ocasionarles tal dolor. Reencuadrar y enfatizar en que siempre va a haber alguien que nos apoye y ayude a sobreponernos, nunca se sabe quien te puede extender una mano amiga.

Un comentario en “Tony Randall y el Día Gris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s