La Lengua, el cielo y el techo! :)


Recientemente  una de las niñas del salón ha tenido unas actitudes que antes no presentaba, la mamá comenta que se ha estado llevando con primas un poco mas grandes que ella. No es nada alarmante, sin embargo hay de susceptibilidades a susceptibilidades!

Va pues que el gran escándalo es que la nena ha aprendido a sacar la lengua cuando alguien no le presta el juguete que quiere, en muestra de enojo.

A lo que las demás niñas del salón toman con total indignación, ya que cada vez que saca la lengua las chicas acusan con expresión de drama total!

– maestra! Celia me sacó la lengua! y ya no la voy a invitar a mi fiesta! (la fiesta, es la del cumpleaños, aunque faltan como 6 meses para esta!) – dice Paupau

Y las demás chicas y chicos no se hacen esperar con una lluvia de acusaciones para la lengua de Celia. Me he pasado una mañana entera tratando de consolar y explicarles que mientras mas caso le hagan, mas lo repetirá, así que la medida exitosa ha sido ignorar la conducta, con lo que les he dicho a las chicas y chicos: Mira! si haces como si estuvieras mirando al cielo (hacia arriba o a un lado), en vez de mirar a la niña que saca la lengua, ella comprenderá que no te hace enojar y que no tiene gracia, y así dejará de hacerlo!

Va pues los chicos tratando de aplicar la técnica, la nena saca la lengua por “x” razón, y los chicos en vez de girar la cabeza hacia un lado, miran hacia arriba, al techo, se pasan la voz: Celia sacó la lengua, mira arriba! no acuses, solo mira arriba!

Ya eran todos los chicos mirando… pues arriba! al techo! jejeje a lo que Celia notó, y también mira al techo y pregunta con total desconcierto: Donde está?

– que? – contesta la maestra

– el bicho! el del techo! ese que todos miran – dice Celia

-Ha! parece que ya se ha escondido en su casita – le contesta la maestra con una sonrisa, mientras revisa libretas.

Los chicos al ver que ha guardado la lengua vuelven a trabajar normalmente y acaba el episodio.

Lo mejor: Los chicos preguntan: Cual bicho? mientras seguían mirando el techo.

🙂

“Esa lengua traviesa no se queda en su lugar

Habrá que mirar el techo para ver si así se quiere quedar”🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s