Vacunas y algo mas…

Los chicos salían al descanso y Lili ha traído al colegio una jeringa de juguete, los chicos se arremolinan en el patio para poder ver el “maravilloso” objeto, algunos saben para que sirve, otros no, pero todos quieren que se los presten!

Al ver la insistencia, la maestra sugiere que Lili se meta a la casita (como  en el capitulo: morado purple) y sea la que inyecta, y los demás chicos se pongan en la ventanita para recibir la vacuna, a lo que antes de decir 3 ya estaban en fila y esperando su turno.

extendían el brazo, subían las mangas, y hubo el que finjia hasta el dolor con el clásico “Ay!” seguido de una risa.

El mayor éxito fue ver como ellos mismos fueron variando el juego, la “Doctora Lili” curaba caballitos en el patio y también inyectaba en las pompas! (glúteos), entraban a la casita y había un dialogo como de:

– cierra la puerta, me van a ver! – decía Celia

– Si, ya la cerré! ahora ponte – Decia Lili haciendo la señal que se acostara para poner la inyección, a lo que Celia respondía con algo de risa y el “Ay!” del dolor para confirmar que si había recibido la inyección.

-Y Ahora a quien van a inyectar? – Pregunta la maestra – A Gerry!! dicen Lili y Celia, se asoma la maestra por la ventana de la casita y solo pudo ver la cara de Gerry diciendo NOOOO!!!🙂

Es muy interesante observar como el juego es un instrumento de aprendizaje, incluso cuando no es dirigido, y como un solo juguete sirvió para entretener a mas de 10 niños!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s