Y yo me puedo subir?

Una mañana cualquiera en un kinder cualquiera estaba una maestra esperando a que sus alumnos terminaran de comer el lunch para poder sacar al grupo al recreo, pero como en todo, hay niños que comen mas rapido que otros y niños que tardan una eternidad comiendo un botecito de yogurth!, por lo que los niños comenzaban a desesperarse y la maestra los animaba diciéndoles que le echaran porras a los niños que les hacia falta terminar su comida, y para distraerlos un poco les dijo: vamos! que yo también quiero salir al recreo! para que juguemos al lobo! quien va a jugar al lobo hoy? – las respuestas no se hicieron esperar, todos gritaron “Yooooo” y ya de pura broma la maestra completó la frase diciendo: dale! que yo me quiero subir al carrousel primero!

A lo que Ricardo inmediatamente voltea y le dice a la maestra muy serio desde su silla

– nooo, tu no puedes!

– y por que no? – dice la maestra

– por que estas grandota! – contesta Ricardo con una sonrisa, haciendo referencia a que es un adulto.

– Ha! vale! – dice la maestra – Y a los carritos me puedo subir?

-Noooo, son solo para los chicos!  – contesta Ricardo pero esta vez mas serio

Y ya solo para ver hasta donde llegaba la seriedad y firmeza de ricardo, volvió a preguntar la maestra: Y si me quiero subir a los caballitos?

– Pues te aguantas!! – contesta Ricardo con una sonrisa mientras le dice: es que estas grandota!!

la maestra a esta altura ya no pudo aguantar la risa, los niños rieron también. A lo que Ricardo siguió con una explicación muy detallada del por que no se podía subir y la importancia de cuidar los juguetes. Los niños que faltaban terminaron, así que ordenaron el salón e hicieron fila para salir al recreo.

Y así cada día nos damos cuenta como vamos formando parte de ellos, y como su personalidad es una mezcla de todo lo que lo rodea, casa, maestros, amigos, televisión, etc.

Jugar como en este caso a invertir papeles, nos deja ver también lo que piensan y sus recursos para resolver problemas, seria interesante hacer un ejercicio al respecto y observar.

Anuncios

Luz!! :)

Estaba Andrea dentro de la casita jugando y derepente el sol cubiro las nubes opacando la luz dentro de la casita a lo que inmediatamente reaccionó la nena diciendo: No luz!! maeta! no hay luz!!! (maestra, no hay luz! jeje)- Ha de verdad? pues entonces prende la de tu casita!- dijo la maestra en broma, pero Andrea se lo tomó muy enserio y para colmo la casita tenia dibujado en el relieve un cerraje que ella interpreto como un interruptor de luz! lo presionaba y obviamente no se movía y no pasaba nada! sin embargo eso le impresionaba mas, pues para ella no había cometido ningun error en el proceso!. Así que le seguía diciendo a la maestra: No prende! no hay luz! no prende!, la maestra solo sonreía, y le pregunto en tono suave  pretendiendo ser curiosa, a manera de hacer que la nena se diera cuenta por si sola: te acuerdas qué da la luz?

– el foco!

– ya te fijaste si hay un foco en la casita?. Andrea ladeo la cabeza en signo de estar pensando y volteo a ver al techo, y entonces soltó unas carcajadas que contagiaban! y dijo: JAJAJAJAJAJ no tene!!! no foco! jejejejeje (no tiene, no hay foco)

Al momento nos reímos todos los presentes, mas de su risa que de otra cosa, pero me impresiona como los procesos de guión se desarrollan mas rápido que su lenguaje!

Les recuerdo Andrea solo tienes 2 años y algunos meses.

 

Toc toc… quien es?

Erase una mañana cualquiera en un kinder cualquiera, era la hora del recreo y los chicos jugaban en la famosa casita, carrusel y resbaladilla, “la i” alias Roberto jugaba en la resbaladilla hasta que algo llamó su atención, Susi jugaba dentro de la casita y tenia un monologo singular: toc toc! quien es? so yo! abreme! y terminaba con una carcajada.

Roberto se bajó de la resbaladilla y se asomaba por las ventanitas pero Susi no le prestaba atención, hasta que la maestra le dijo que probara tocando la puerta.

así pues Roberto toca:

– quien es?

– yo Roberto

–  abreme – dice Susi, Roberto  rie y le abre la puerta a Susi, èsta se enoja y le dice, así no!, YO yo abro! otra vez!

Roberto solo sonreía, pero ya tenían público, habían mas niños intrigados, y continúan con el juego, y ahora si, Susi abre la puerta, usando su llave mágica! (insertando el dedo en la cerradura de la puerta de juguete)

Susi sale y Roberto entra, sin embargo Susi se ha aburrido y los demás tambien quieren jugar, así que tenemos a Roberto1 adentro y Roberto2 afuera,

– yo, yo juego!

– si – dice tocando la puerta

– quien es?

– Yo Roberto! (2)

– No!! No!! yo Roberto!!(1) – dice el niño abriendo la puerta y  señalandose a si mismo con el seño fruncido. La maestra oserva y le comenta: el tambien se llama Roberto!

a lo que la respuesta fué:

– Roberto YO!! – dijo cerrando la puerta y dejando al otro niño afuera

jejeje el pobre Roberto2 tuvo que ir a jugar a otra parte ante tal negativa, pero nos deja ver como es de importante el aprendizaje y uso de guiones, y mas el juego en el aprendizaje.

Vacunas y algo mas…

Los chicos salían al descanso y Lili ha traído al colegio una jeringa de juguete, los chicos se arremolinan en el patio para poder ver el “maravilloso” objeto, algunos saben para que sirve, otros no, pero todos quieren que se los presten!

Al ver la insistencia, la maestra sugiere que Lili se meta a la casita (como  en el capitulo: morado purple) y sea la que inyecta, y los demás chicos se pongan en la ventanita para recibir la vacuna, a lo que antes de decir 3 ya estaban en fila y esperando su turno.

extendían el brazo, subían las mangas, y hubo el que finjia hasta el dolor con el clásico “Ay!” seguido de una risa.

El mayor éxito fue ver como ellos mismos fueron variando el juego, la “Doctora Lili” curaba caballitos en el patio y también inyectaba en las pompas! (glúteos), entraban a la casita y había un dialogo como de:

– cierra la puerta, me van a ver! – decía Celia

– Si, ya la cerré! ahora ponte – Decia Lili haciendo la señal que se acostara para poner la inyección, a lo que Celia respondía con algo de risa y el “Ay!” del dolor para confirmar que si había recibido la inyección.

-Y Ahora a quien van a inyectar? – Pregunta la maestra – A Gerry!! dicen Lili y Celia, se asoma la maestra por la ventana de la casita y solo pudo ver la cara de Gerry diciendo NOOOO!!! 🙂

Es muy interesante observar como el juego es un instrumento de aprendizaje, incluso cuando no es dirigido, y como un solo juguete sirvió para entretener a mas de 10 niños! 🙂

Capítulo: Spaguetti. En Dramas de un kinder de la vida real :p

Era la hora del lunch cuando los chicos sacaban los toppers de las mochilas, unos todavia regresaban del baño de lavarse las manos, cuando de repente Mia empieza a llorar desconsoladamente, se acerca la maestra y pregunta:

– que pasó gemela?

– es que ya no voy a poder comer mi spaguetti!!!! buaaaaaaaaa!!!!!!

– pero que es lo que pasó?? – dice la maestra mientras mira dentro de la lonchera, el topper se ha abierto al levantarlo de cabeza, pero la tapa contiene la comida y eso no lo vió la niña.

A esta altura de la situación la maestra y la niña ya estaban rodeada por todos los niños del salón y reian por lo ocurrido: jejejejeje mira! se le abrió su topper! jejeje

– No te burles de mi!! – dice Mia frunciendo el seño y haciendo un puchero, con enojo y seguridad, cosa que asombra a la maestra

– No! no nos reimos de ti, verdad maestra? – dice Rodrillino – Nos reimos del spaguetti! jeje – a lo que la gemela contestó con un buaaaaa! mas intenso. Así que la maestra pidió a los niños se sentaran y le explicó a Mia

– No te preocupes gemela! no pasa nada! jeje – dice con buen humor y tratando de no hacer mas grande la situación – Mira, está sobre la tapa! lo podemos poner en el topper otra vez! respira despacito.

– no te preocupes manita, yo te invito del mio – le dice Maya, su hermana (manita: hermanita)

Así que Mia dejó de llorar y mas tranquila se sentó, pero su sonrisa definitivamente volvió cuando pudo comer algo de spaguetti

Y así es una mañana cualquiera en un kinder cualquiera! 🙂

Crujiente!

El día de hoy los chicos de tercer año cocinaron panquecitos o madalenas de chocolate! Claro bajo la supervisión de las maestras. Los chicos contaron, midieron las ingredientes y mezclaron. Las maestras los pusieron a cocinar en el microhondas y luego los chicos decoraron los pastelitos.

Los Chef de tercer año, pasaron a nuestro salón a hacer una degustación, y nos invitaron de este delicioso pastelito. Los chicos dejaron el pastel y los dividí para que a cada uno de los chicos les tocara un pedacito, se les dijo:

– Chicos tengan cuidado, soplen para que se enfríe su pastel, puede estar caliente todavía – Los cichos lo hicieron y al probarlo todos dijeron que estaba muy rico, pero mauricio hizo una observación diferente: Maestra, no lo quiero

– Por que? no te gusta?

– Si, pero… esta crujiente!

– Caliente, pues espera a que se enfrie un poquito y luego lo comes

– No! crujiente – Y sin mas ya no lo quiso comer. Mientras los amigos lo animaban a que lo probara.

Después de la convivencia, me acerqué a ver que podía tener de raro el pan y vi unos trocitos de cascarón de huevo!

Y pues hasta a los mejores chef se les va algo! 🙂

Lastima por Mauricio que no pudo disfrutar su pan! pero que exacto fue al describir la sensación… cada día se nota mas cuanto han crecido

De grande quiero ser…

Siendo maestra son muchas y muy variadas las cosas que puede una escuchar, sin embargo hay frases que se llevan el premio de no poder olvidarlas nunca!

Estábamos temprano a la entrada del colegio y uno de los chicos de 5º de primaria se acerca y le comenta a su maestra lo mucho que le había gustado los cursos de la tarde a los que asistía, de danza. En eso, con total sinceridad y frescura le dice el chico a la maestra: sabes! ya se que quiero ser de grande!, maestra, quiero ser volador de papantla! pero no de los que van de cabeza, quiero ser el que va sentado tocando la flauta! – su seriedad era tal, que la maestra le contestó, si es así, si es tu sueño, claro que lo puedes alcanzar, solo recuerda que para  todo lo que deseemos hay que esforzarnos mucho.

Y el chico asiente con la cabeza, se retira y entra a su salón.

la maestra respira, hondo! MUY hondo!! para contener la risa junto conmigo y me comenta: Y sabes, creo que ya voy aprendiendo a manejar estas cosas! cada uno de ellos quiere ser algo distinto, y ninguno quiere ser algo ordinario! (normal! jeje como: medico, ingeniero, abogado, etc)

Resulta tan fácil a esa edad solucionarse la vida eligiendo las cosas que nos gustan, sin embargo cuando crecemos… no se a donde se va esa determinación!