El niño invisible

Llega la hora de dormir y comienza el ritual, lavar los dientes poner pijamas acostarse, rezar y apagar la luz, al terminar la mama da besos a la niña de 9 años y le desea las buenas noches, da la vuelta y enciende la luz del móvil usándolo como lamparita de noche y dice: bueno creo que no hay mas niños es todo creo que ya me voy, que descances! 

En eso se escucha una vocecita que dice: aquí estoy! Y yo?! . La mamá sonríe y se regresa a la cama junto al niño de 5 años, y dice: a ver aquí parece que no hay nadie pero vamos a ver si tocando me encuentro algo. Comenzó acariciando su cabeza y diciendo: siento una cabeza! Tiene cabello! A ver que me encuentro si voy bajando… oh y tiene ojos! Y una nariz… fuchilas tiene mocos ya me embarre mis dedos! – se escuchaban las carcajadas de los niños – a ver que mas encuentro y tiene orejas! Uyyy no se las lavo ya me manche de cerilla! Y una boca! Auchhhh! Ya me mordió!! – el niño no paraba de reír mientras miraba a la mama con expectativa de que mas iría a decir en lo que la niña de 9 años se levanta de la cama y enciende la luz y le dice a la mamá: en serio no lo ves? Esta ahí junto a ti! – la mama no pudo aguantarse la risa y le dijo: en serio crees que no lo veo? Estamos jugando! – se inclina la mama y le dice casi al oído al niño- que chevere! Tienes una hermana que todavía es niña, creyó que de verdad no te veía! – el niño reia mientras veia a su hermana, la niña sonrió y pregunto mientras se metía a la cama de nuevo: niña como de que edad? – niña como de esas que disfrutan su infancia y no tienen prisa por crecer, niña de corazón de esas que sueñan con la felicidad y la encuentran… de esas niñas mi amor- la mamá besó a los dos niños y deseo las buenas noches y salio del cuarto.

Y yo me puedo subir?

Una mañana cualquiera en un kinder cualquiera estaba una maestra esperando a que sus alumnos terminaran de comer el lunch para poder sacar al grupo al recreo, pero como en todo, hay niños que comen mas rapido que otros y niños que tardan una eternidad comiendo un botecito de yogurth!, por lo que los niños comenzaban a desesperarse y la maestra los animaba diciéndoles que le echaran porras a los niños que les hacia falta terminar su comida, y para distraerlos un poco les dijo: vamos! que yo también quiero salir al recreo! para que juguemos al lobo! quien va a jugar al lobo hoy? – las respuestas no se hicieron esperar, todos gritaron “Yooooo” y ya de pura broma la maestra completó la frase diciendo: dale! que yo me quiero subir al carrousel primero!

A lo que Ricardo inmediatamente voltea y le dice a la maestra muy serio desde su silla

– nooo, tu no puedes!

– y por que no? – dice la maestra

– por que estas grandota! – contesta Ricardo con una sonrisa, haciendo referencia a que es un adulto.

– Ha! vale! – dice la maestra – Y a los carritos me puedo subir?

-Noooo, son solo para los chicos!  – contesta Ricardo pero esta vez mas serio

Y ya solo para ver hasta donde llegaba la seriedad y firmeza de ricardo, volvió a preguntar la maestra: Y si me quiero subir a los caballitos?

– Pues te aguantas!! – contesta Ricardo con una sonrisa mientras le dice: es que estas grandota!!

la maestra a esta altura ya no pudo aguantar la risa, los niños rieron también. A lo que Ricardo siguió con una explicación muy detallada del por que no se podía subir y la importancia de cuidar los juguetes. Los niños que faltaban terminaron, así que ordenaron el salón e hicieron fila para salir al recreo.

Y así cada día nos damos cuenta como vamos formando parte de ellos, y como su personalidad es una mezcla de todo lo que lo rodea, casa, maestros, amigos, televisión, etc.

Jugar como en este caso a invertir papeles, nos deja ver también lo que piensan y sus recursos para resolver problemas, seria interesante hacer un ejercicio al respecto y observar.

Luz!! :)

Estaba Andrea dentro de la casita jugando y derepente el sol cubiro las nubes opacando la luz dentro de la casita a lo que inmediatamente reaccionó la nena diciendo: No luz!! maeta! no hay luz!!! (maestra, no hay luz! jeje)- Ha de verdad? pues entonces prende la de tu casita!- dijo la maestra en broma, pero Andrea se lo tomó muy enserio y para colmo la casita tenia dibujado en el relieve un cerraje que ella interpreto como un interruptor de luz! lo presionaba y obviamente no se movía y no pasaba nada! sin embargo eso le impresionaba mas, pues para ella no había cometido ningun error en el proceso!. Así que le seguía diciendo a la maestra: No prende! no hay luz! no prende!, la maestra solo sonreía, y le pregunto en tono suave  pretendiendo ser curiosa, a manera de hacer que la nena se diera cuenta por si sola: te acuerdas qué da la luz?

– el foco!

– ya te fijaste si hay un foco en la casita?. Andrea ladeo la cabeza en signo de estar pensando y volteo a ver al techo, y entonces soltó unas carcajadas que contagiaban! y dijo: JAJAJAJAJAJ no tene!!! no foco! jejejejeje (no tiene, no hay foco)

Al momento nos reímos todos los presentes, mas de su risa que de otra cosa, pero me impresiona como los procesos de guión se desarrollan mas rápido que su lenguaje!

Les recuerdo Andrea solo tienes 2 años y algunos meses.

 

Pero que actuación!

Paoli "Paupau"

A estas alturas del partido, los niños todavia se sienten con ganas de retar a la maestra, a ver si cae en los chantajes de principiantes.

Hay una niña en primer año, que, no conozco en realidad cual es su historia, pero, simplemente adora ser el centro de atención.

seré bastante breve, y lo siento de verdad muchisimo por la maestra que comparta un alumno similar. Estamos trabajando arduamente para cambiar las cosas, pero ay caray!! QUE LENTO PASA EL TIEMPO!!! 🙂

1.- me pegó!

llega la niña llorando y se para junto a la maestra

– Pau, que te pasó? que te hicieron?

– me pegó! – contesta entre sollozos

– quien te pegó?

– mi hermanito! (nótece que el niño no estudia en el kinder)

-Ha si? – responde la maestra- Y cuando fué eso?

– ayer!

– Ha mira, pues cuando llegues a casa le cuentas a mamá, ok?

-si

2.- Me duele mi pancita!

– Mestra, no quiero tomar mi jugo y no quiero comer mi manzana, me duele mi pancita! – dice la niña con una carita de tristeza y malestar.

– No hay ningún problema, guardalo y lo comes en casa- le dice la maestra

– pero no puedo por que me regaña mi mamá

– No te preocupes yo le explico

unos minutos despues…

– maestra pero me puedo comer los chetos?? (frituras de maiz, bastante condimentado y nada apetecible a un niño realmente enfermo)

3.- a ver si cae!

Los niños trabajan tranquilamente y de repente alguien empieza a llorar desconsoladamente, la maestra se acerca y pregunta:

– que te pasa?

– Susi me pellizcó! – a lo que Susi dice que no es cierto, la maestra le da la razón a la niña que llora, ya que no encuentra otra razón para que ésta diga una mentira, y Susi ha tenido ciertos episodios últimamente, así que cambia a Susi de mesa.

minutos después, la misma niña llora desconsoladamente, y le pregunta: que te pasa?

– es que josé me pellizcó!

– Ha! de verdad? donde está José para que yo lo castigue? – La niña mira a su alrededor y se encoje de hombros y dice: no se! – con una sonrisa cínica.

– Mira, José no ha venido ni ayer ni hoy por que está enfermo

– Ha! es que no fué José, fué Carlitos!

Para su mala suerte Carlitos tampoco había ido ese día, y la niña se ganó una laaarga conversación con la maestra a cerca de decir mentiras

es increible el ingenio de un niño con tal de salirse con la suya

y hay mas…. muuucho mas! 🙂

el otro lado del mundo!

Era una mañana cualquiera en un kinder cualquiera, la maestra reparte libros para guardar en las mochilas y sin embargo alguien no ha venido por su libro!

– Anita! solo faltas tu por guardar tu libro – pero Anita está totalmente concentrada en un globo terraqueo que hay en un estante en el salón y totalmente distraída de lo que la maestra dice.

Ya es la hora de la salida, pero todavia no vienen por Anita que todavía observa el globo, la maestra se acerca y le pregunta: que ves?

– Nos dijiste que esta es la tierra, que aquí vivimos- dice señalando el globo

– Si, así es, mira – señala la maestra- nosotros estamos exactamente en este lugar! mira que cerca está el mar! y aqui está nuestro kinder! – dice la maestra sonriendo para animarla.

Anita ve el globo y luego a la maestra, y vuelve a mirar el globo con expresión de azombro y dice: entonces mamá está muy lejos! va a tardar mucho en venir!

– por que lo dices?

– porque cuando le pregunto que donde estaba? me dice que del otro lado del mundo!

La maestra le dice que no se preocupe, que el tiempo pasa muy rápido. Anita queda conforme al ocuparse jugando con algunos compañeros.

La mamá de Anita trabaja en una zona lejana al kinder, sin embargo no tan lejos como el otro lado del mundo.

Realmente me impresiona la percepción que tiene Anita para tener 2 años y algunos meses.

pues… uno!… que más! :)

Erase un viernes cualquiera en un kinder cualquiera, las clases habian terminado ya y solo retaban unos pocos niños en la sala de estancia, esperando a que los fueran a buscar, y durante este tiempo los niños tienen acceso a juegos, o juguetes. Sin embargo, habían niños de diversos grados y de igual manera, diferentes intereses, por lo que la maestra decidió que ante todo la democracia! 🙂

Y preguntó: Voy a hacer 3 columnas en la pizarra, les preguntaré a cada uno, y elegirán que desean jugar, la columna con mas nombres es la ganadora y eso jugaremos todos, de acuerdo? – y todos asintieron.

Las opciones eran: bloques tipo lego, plastilina, o “simón dice”.

las columnas iban creciendo hasta que le preguntaron a Gerry:

– Y tu cual quieres? bloques, plastilina o “simón dice”? – y Gerry mueve la cabeza en señal de “si”

– Pero cual si? bloques?

– si!

-plastilina?

-si!

“simón dice”?

-si!

– Gerry no se pueden todos, debes decir “uno”

-uno! – dice Gerry levantando el dedo indice, copiando exactamente el gesto de la maestra!! 🙂

A lo que la maestra que observa desde la puerta dice a la que hace la encuesta: jajajaja ahora si que te dió en la torre, pero el solo hizo lo que tu le pediste!

No sabemos exactamente que es lo que pasa por la mente de un niño de 2 años, pero si hacemos una traducción, tal vez suene a algo así:

– Ay! yo quiero jugar los 3, pero quiere que le diga una contraseña para que me de los juguetes! a ver si es la del “uno”!!