Y yo me puedo subir?

Una mañana cualquiera en un kinder cualquiera estaba una maestra esperando a que sus alumnos terminaran de comer el lunch para poder sacar al grupo al recreo, pero como en todo, hay niños que comen mas rapido que otros y niños que tardan una eternidad comiendo un botecito de yogurth!, por lo que los niños comenzaban a desesperarse y la maestra los animaba diciéndoles que le echaran porras a los niños que les hacia falta terminar su comida, y para distraerlos un poco les dijo: vamos! que yo también quiero salir al recreo! para que juguemos al lobo! quien va a jugar al lobo hoy? – las respuestas no se hicieron esperar, todos gritaron “Yooooo” y ya de pura broma la maestra completó la frase diciendo: dale! que yo me quiero subir al carrousel primero!

A lo que Ricardo inmediatamente voltea y le dice a la maestra muy serio desde su silla

– nooo, tu no puedes!

– y por que no? – dice la maestra

– por que estas grandota! – contesta Ricardo con una sonrisa, haciendo referencia a que es un adulto.

– Ha! vale! – dice la maestra – Y a los carritos me puedo subir?

-Noooo, son solo para los chicos!  – contesta Ricardo pero esta vez mas serio

Y ya solo para ver hasta donde llegaba la seriedad y firmeza de ricardo, volvió a preguntar la maestra: Y si me quiero subir a los caballitos?

– Pues te aguantas!! – contesta Ricardo con una sonrisa mientras le dice: es que estas grandota!!

la maestra a esta altura ya no pudo aguantar la risa, los niños rieron también. A lo que Ricardo siguió con una explicación muy detallada del por que no se podía subir y la importancia de cuidar los juguetes. Los niños que faltaban terminaron, así que ordenaron el salón e hicieron fila para salir al recreo.

Y así cada día nos damos cuenta como vamos formando parte de ellos, y como su personalidad es una mezcla de todo lo que lo rodea, casa, maestros, amigos, televisión, etc.

Jugar como en este caso a invertir papeles, nos deja ver también lo que piensan y sus recursos para resolver problemas, seria interesante hacer un ejercicio al respecto y observar.

Anuncios

Ay! Que tienda!

Twinnie Maya y Mia

Twinnie Maya y Mia

Un Lunes cualquiera en un kinder cualquiera a la hora del recreo los niños se arremolinan en la rejita de la salida para ocupar los primeros lugares y poder elejir entre los juegos de la terraza.

Antes de salir la maestra les explica que juegos se pueden usar y cuales no, que pasillos están prohibidos y cuales no. Listas las reglas, adelante con la diversion!

Los grupos no tardaron en dividirse y seleccionar sus favoritos, las gemelas gustan de la resbaladilla y la casita, pero esta vez el tema central es la casita, o mas bien la tiendita!

La banca de la maestra hace que sentada se vea de la altura de los niños, se sienta junto a una de las ventanitas para poder ver que hacen y vigilar que no se jalen o lastimen en el interior.

“Chinita”( por sus hermosos ojos razgados) de 3 años se acerca a la ventanita yle dice a la maestra: Compras? – La maestra sonrie y le dice que si.

– Ha! pero yo quiero unos chetos! por que ya vi que si tienes! ( señala las manchitas de donde ha tocado su vestidito y los cachetes naranjas a pesar de haber sido lavados! )

-Jajaja- la nena se desbarata en risa y extiende la mano por la ventanita y cerrando en puño le da los chetos de “nada”, puro aire! La maestra agradece y sigue pidiendo cosas, los niños siguen entrando a la casita y los tenderos se multiplican. Ahora son toda una cadena! se le pide al de la ventana y pasa el pedido a otro niño, y éste a una niña al fondo de la casita, la cual le entrega los chetos de “aire” al niño y éste a la niña que es tendera! WOW! y todos tienen 3 años! jejeje Que organización!

Pero va! al grano. Despues de multiples pedidos la mestra dice, -quiero pan de molde para sanwiches!., recibe y dice gracias, -ahora jamón – recibe y pide de nuevo. -Ha! pero ya no quiero hacer los sanwiches!, mejor vendeme 10! ya hechos!

Chinita pasa la orden, recibe Rodrigo, la pasa a Gemeli Mia, la cual da una vuelta dentro de la casita, piensa, mira a los demás y ésta dice susurrando a rodrigo:

– Dile que ya no hay – con una cara de “no se que hacer”

Rodrigo le dice a Chinita y chinita dice: Que ya no queda, mañana! mañana si! agitando la mano en señal de “adios”

– Ahora si te han amolado! – Dice otra delas maestras.

Vaya tienda imaginaria! tambien las tiendas como estas se dessurten! Caray! uno nunca sabe que pasa por la imaginación de un niño! :p Pero mientras ni comida de verdad, ni sandwich de aire!